Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Haz click aquí para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurar su uso haciendo click en el botón "Configuración".

Geoparque llegará a la Unesco antes de abril.

La Diputación continúa trabajando en el proyecto del geoparque volcánico de la provincia. El vicepresidente y diputado provincial responsable del área, David Triguero, asegura que a través de esta iniciativa, denominada ‘Geoparque Volcanes de Calatrava. Ciudad Real’, la Institución provincial «trata de buscar una marca de calidad más para la puesta en valor del patrimonio natural, cultural e histórico a través de un desarrollo sostenible donde el elemento fundamental serán las manifestaciones volcánicas en la provincia».

Con ese reto como bandera, asegura, «se está avanzando bastante en el proyecto con un amplio consenso institucional y social para presentar la candidatura a la Comisión Nacional de Cooperación con la Unesco antes del 1 de abril, si la pandemia no lo impide». Y para ello, uno de los comités creados, concretamente el científico, empezará a trabajar en los próximos días en el diseño de los geositios en la provincia en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

 Una vez presentada la candidatura, y si todo transcurre según lo previsto, en 2023 la provincia podría tener ya ese reconocimiento de Geoparque por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Eso conllevaría, resalta Triguero, que la provincia contaría con su primer proyecto de geoparque, lo que sería el segundo de Castilla-La Mancha. «Desde la Diputación de Ciudad Real somos muy positivos y su presidente, José Manuel Caballero, ha tenido muy claro desde el principio que hay que poner en marcha este proyecto para el reconocimiento de un territorio que acredita un patrimonio geológico singular que puede y debe ser utilizado como motor de desarrollo social, cultural, natural, turístico y económico», argumenta al tiempo que señala que sería uno más dentro de la red nacional de geoparques y que cuenta ya con un total de quince.

La Diputación decidió impulsar a principios de 2019 esta iniciativa, siendo la institución la dinamizadora y propulsora de ‘Volcanes de Calatrava. Ciudad Real’. Desde entonces, y hasta el momento, al proyecto de geoparque se han adherido 40 ayuntamientos de la provincia que ofrecen algunas de las manifestaciones volcánicas, cuatro Grupos de Acción Local (GAL) y quince asociaciones. Un proyecto «participativo», explica, en el que se cuenta con diferentes comités como son el científico, institucional y socio-económico, además de un comité coordinador, que «actúa es una representación de todos ellos».

¿Qué es un geoparque? Es un territorio que contiene tanto un patrimonio geológico singular como una estrategia de desarrollo propia. No es una figura de protección geológica ni lo pretende, aunque desde los geoparques se pueda contribuir a la protección del patrimonio geológico. Un geoparque debe de demostrar que contiene un patrimonio geológico de relevancia internacional y sus objetivos deben ser explorar, desarrollar y promover relaciones entre su patrimonio geológico y todos los demás aspectos patrimoniales como pueden ser el natural o el cultural.

Pero un geoparque, reconoce Triguero, tiene que empezar a funcionar antes de tener ese reconocimiento de la Unesco, por lo que ya se han iniciado diferentes acciones culturales, deportivas y didácticas para poner en valor el territorio. 

Fuente: La Tribuna de Ciudad Real